“Entendimos para qué vinimos al mundo"

Así se sintieron los DUM cuando grabaron “Ser”, su primer disco de estudio. “Nos redefinó como artistas”, aseguran. Mañana tocan en Circus de San Justo con A.N.I.M.A.L. y Plan 4.

“Llevó un tiempo conformar una base sólida”. A pesar de que parezca que las cosas se vienen dando rápido para DUM (en poco menos de tres años grabó un EP, un LP y tocó en el Roxy), Juan Balvin deja entrever que, en realidad, no fue tan fácil llegar a este presente. “Cuando se unió Fede, a principios de 2014, encontramos en él un guitarrista versátil que pudo entender la exigencias de Lucas y Diego”, el cantante devela cuál fue la pieza que faltaba encajar para que el engranaje funcionara correctamente. “Ellos sabían que estábamos para más, y Fede estuvo a la altura de las circunstancias. Con decirte que llegó a la prueba con tres temas aprendidos en menos de un día”, detalla.

Con formación consolidada, DUM enfrentó nuevos desafíos entre momentos más difíciles que otros. “A medida que fue pasando el tiempo, entendimos que no todo se iba dar de inmediato, y que lo que lográramos de ahí en más iba depender enteramente de nuestras ganas, disponibilidad de tiempo y motivación”, asegura Balvin. A partir de ese momento, la banda grabó un EP y Ser, su primer disco de estudio. “Lo que prevaleció y prevalece siempre en la historia de DUM fue y es la fortaleza y la amistad de hermanos que forjamos, sobre todo cuando sentís o pensás que nada alrededor te ayuda. Por eso decimos siempre que Damos Unidos Más”, asegura.

-¿Qué los caracteriza, tanto musical como líricamente?
-JB:
Creemos fuertemente que la identidad de una banda por lo menos en los ejemplos más exponentes del género la voz suele ser muy importante y es característica a la hora de hablar de diferencias, nosotros tratamos de explotar mucho ese recurso y componemos después de todo, acorde a la voz. Ya desde la concepción de esa idea hay una diferencia porque el resultado termina siendo sorpresivo y lo podemos notar en las distintas facetas del disco que a la vez mantiene la misma esencia durante todo el viaje.

-En 2014 editaron un EP adelanto de cinco canciones, ¿quedaron conformes con la repercusión que tuvo el material?
-JB:
Muy conformes: ese año filmamos el video de Me entenderán, que estuvo rotando en CM y QuieroMusica; tocamos en muchos lugares, sonamos por primera vez en la radio, hicimos shows acústicos mucho trabajo de difusión para la fecha presentación del EP y el resultado fue un Asbury Music Club colmado. Era un día de tormenta, sonaban los primeros acordes de Dr. Clown, luego venia Deja Vu y el lugar se iba llenando, creíamos que la lluvia iba coartar nuestro plan, pero la noche nos sorprendió con 400 personas en el lugar, gente escuchándolo en Internet, todos coreando Dame y cantando Creí en ti. Una noche inolvidable. Ahí entendimos que vale la pena esforzarse de verdad, y cuando ves resultados de esa magnitud, ¿cómo no motivarse o animarse a mas?
Nos quedó en la retina, y en un disco duro externo, las fotos de aquel nuestro primer gran show frente a un público netamente “Dumero” y, mientras digo esto, es imposible que no se me ponga la piel de gallina. Uno revive esa sensación todo el tiempo y es indescriptible.

-Ahora están presentando su primer disco, “Ser”, ¿cómo lo definirían?
-JB:
Ser es evolución e identidad, es el paso que teníamos que dar por inercia, es hacia donde nos fue llevando tanto trabajo y donde entendimos para qué vinimos al mundo, así de concreto es lo que sentimos. Al sacar este disco nos redefinimos como artistas porque, de algún modo, entendimos que, en realidad, nuestra función es la de poder expresar, transmitir, generar algo, llegar más allá del oído, trascender. Y el proceso de evolución de Ser fue muy chocante, por lo menos para mí, porque empezó como una simple canción que bajó un día así con letra y música, unos años más tarde es el tema central de DUM, luego es disco, después es video, ahora es una gira…Esa evolución es de la que hablo y, si lo ves desde esa perspectiva, hay cierto paralelismo con la vida de una banda, un grupo humano y, por eso, representa tanto porque lo vivimos, porque “somos”. Poder vivir lo que cantamos es muy importante para nosotros y no es buscado sino que se da, y de alguna forma nosotros “fuimos elegidos por el universo” para esta empresa.

-En esos dos años que pasaron entre un lanzamiento y otro, ¿qué cambios notaron?
-JB:
Se formó un equipo de trabajo muy sólido, y una familia también. Tratamos de no descuidar ningún detalle, y ahora implementamos juntada previa a las presentaciones con todo el equipo para compartir algo juntos y preparar todo para el día de la presentación. La verdad que siempre hay algo nuevo para aprender, y en esta etapa estamos para eso, queremos aprender de cada error, que sabemos que van a existir, y siempre está bueno rodearse de gente sincera que no te esté halagando constantemente, sino que sea objetiva con sus críticas constructivas, eso es lo que suma de verdad, y gracias a Dios ese equipo se formó a lo largo de estos años y permanece. Lo copado es que tampoco es algo cerrado, sino abierto a quien quiera o guste de colaborar con su arte o su talento. Es un espacio para explotar esas cosas, de las cuales también aprendemos.

-Contaron con la colaboración de Andrés Giménez, ¿qué destacás de lo que lograron aprender de su experiencia?
-JB:
En realidad, la mano de Andrés fue sólo para el EP y contamos con sus consejos en cinco de los temas. Su labor no fue de productor, sino más bien de un músico más que, con su experiencia y su humildad, aportó mucho a esas canciones que ya estaban producidas y arregladas por nosotros. Pudimos grabar las voces en su casa y le prestó unas violas a Fede. Nos hizo muy bien charlar con él y escuchar, sobre todo, cada cosa que tenía para decir. Algo que pude capitalizar yo, con respecto al trabajo con la voz, fue el correcto uso de los recursos vocales, y con esto me refiero a que pudo identificar mi forma de cantar en diferentes momentos y combinar los matices para darle una mejor terminación melódica a ciertas frases o coros. En lo personal, fue más que provechoso ese día entero donde, entre tés de boldo y empanadas de verdura, charlamos de la vida, la música, cantantes referentes, micrófonos, anécdotas, etc. Fue un gran día, y para siempre estaré agradecido por lo que compartió y por su humildad.

-Luego del show lanzamiento del disco en The Roxy Live, ¿qué expectativas tienen para este nuevo show?
-JB:
Muchas expectativas, además es una fecha para conocer otras bandas, escuchar su música y que su gente escuche nuestra música. La expectativa mayor es que se genere un ida y vuelta entre todos y sea una fiesta, que la música sea la protagonista.

-En aquella presentación, ¿sintieron que había ciertas canciones que, por la reacción del público, estaban destinadas a ser inamovibles en las próximas listas de temas?
-JB:
Tratamos de que esa reacción se genere con cada una de las canciones, con lo cual dejar fijas Creí en ti o Dame, que son las más coreadas, seria como forzar algo que por equis razón. Pasó en el Roxy, ya veremos qué pasa en Circus. Por el momento, dejamos que suceda lo que tenga que suceder, y si se aprenden Puedes mejor, porque es como la más complicada de cantar (risas).

-¿Cuáles son los objetivos a cumplir este año?
-JB:
Tocar, tocar y tocar por todos lados, donde sea, con quien sea y seguir en este camino hermoso disfrutando lo que hacemos, defendiendo este disco que recién salió del nido, y enseñarle a volar, ya veremos cuan alto llega. Por lo pronto, estamos terminando de darle forma a una grilla interesante para esta primera mitad de año. Y ojalá se sigan abriendo puertas.

Deja tu comentario:

Próximas Fechas

27ABR
TITO FARGO DUB STATION
ver más
27ABR
JAMAICAN REBEL NIGHT
ver más
27ABR
CORY HENRY
ver más
28ABR
DIVIDIDOS
ver más

Último Video