Noche histórica

En una noche fantástica, Dub Natty Sessions y grandes leyendas del reggae convirtieron Niceto Club en una pista de baile.

Sábado 14 de enero / Niceto Club - Desde el anuncio de la realización del festival, las expectativas por el mismo aumentaron día a día. En la primera edición del Dub Festival, la grilla fue encabezada por Dub Natty Session, referente latinoamericano del género, que llegaba para mostrar su último lanzamiento. Para sumarle condimentos, la banda de Venezuela aterrizó acompañada por músicos con mucha historia: Dennis Bovell, Mad Professor, Matic Horns y Brinsley Forde.

A pocos minutos de abriese las puertas del lugar, los locales Aminowana salieron al escenario para abrir el festival. Los primeros en llegar, pudieron disfrutar del set de estaba banda que cumple 15 años de historia y realizó un recorrido por sus tres discos. A pesar de tener poco tiempo disponible, le para conquistar al público.

Con la finalización del primer concierto, la fiesta no se detuvo: mientras preparaban los equipos para la siguiente banda, sonaban en los parlantes clásicos de reggae. Esto sumado a un presentador hizo que todo el público siempre se mantenga activo. Situación que se repitió cada vez que el telón tapaba el escenario.

Cuando el ambiente ya estaba encendido, Humanidub tomó el control el escenario. Con su Dub instrumental más tradicional, logró captar la atención de la gente, que se quedaba hipnotizada con la música y la cantidad de efectos que usan los músicos, como delays, reverbs y filtros. Para aprovechar perfectamente su tiempo, la banda tocó todas las canciones seguidas, salvo al compartir su felicidad por estar en un festival juntos a grandes artista del reggae internacional.

Era turno del momento más importante de la noche. Se abrió el telón y en el escenario estaban los Dub Natty Session junto con dos personajes históricos: a un costado, el legendario productor Mad Professor; y, del otro, Matic Horns, ex trombonista de UB40. Con un arranque demoledor e instrumental, lograron poner rápidamente al público en sintonía.

El lugar enloqueció cuando Dennis Bovell salió a escena: agarró el micrófono y realizó su clásico grito de gorila. Luego, mantuvo encendida la euforia en el público cantando canciones que tiene junto a la banda y, por supuesto, sus grandes hits, como Rowing 12 y Dub Master. También se ganó el cariño de todos por su carisma desparramado sobre del escenario que dejó entre aplausos después de cantar Fall Babylon.

Nuevamente, DNS se quedó sin cantante, pero no con menos fuerza. Con un meddley de clásicos, dejó el escenario en llamas para que Brinsley Forde tome el control junto a su voz y su guitarra. Éste también logró conquistar a los presentes con su voz y su actitud, sobre todo al repasar African Children y el clásico I'm Still In Love With You Girl.

A pesar de que la mayor atención se la llevaron los legendarios, Dub Natty Session demostró todo su potencial: no sólo interpretaron perfectamente sus composiciones, también generaron la sensación de que las clásicas canciones parecieran de ellos al acoplarse con los cantantes invitados.

El final fue épico. La banda se despidió con todos los invitados en el escenario, allí mismo donde un referente del reggae de Latinoamérica se unió con grandes leyendas de este género, convirtiendo esa noche en un momento histórico.

Deja tu comentario:

Próximas Fechas

27ABR
TITO FARGO DUB STATION
ver más
27ABR
JAMAICAN REBEL NIGHT
ver más
27ABR
CORY HENRY
ver más
28ABR
DIVIDIDOS
ver más

Último Video